La gallina Mabel es salvada de la muerte y adopta a los hijos de otra mamá

El instinto maternal es tremendamente fuerte en las personas y en los animales. No es necesario ser madre para sentirlo.

A la gallina Mabel le es suficiente ver que otros pequeños necesitan de sus cuidados.

A primera vista Mabel parece una gallina como otra cualquiera. Pero no es así, ella es muy especial.

Comenzó su vida en una estrecha caja, como cualquier otra gallina. Iba a ser sacrificada para terminar en un plato de comida y su vida no hubiera tenido más interés.

Pero Mabel tuvo muchísima suerte. Edward y Ros Tate la adoptaron y la llevaron a su granja en Shrewsbury, Inglaterra.

Youtube/nollyvines

Edward y Ros nunca pensaron en matar a Mabel. La querían como animal de compañía, sin meterla en una estrecha jaula.

Pero desgraciadamente Mabel sufrió por casualidad un accidente justo después de haberse mudado a la granja. Un caballo la pisó y Mabel sufrió una incómoda herida en una pata. Puede andar sin problemas pero la pata se congela fácilmente en el invierno cuando hace frío.

Edward y Ros decidieron meterla en casa en los periodos más frios.

Youtube/nollyvines

Al mismo tiempo su perra Nettle había tenido cachorros. Mabel miraba curiosa a las crías y parecía estar muy interesada.

Miraba detalladamente a Nettle como cuidaba a sus cachorros. Y en un momento en el que Nettle se fue un instante, aprovechó Mabel para acercarse a los cachorros, echarse encima y ofrecerles su calor y apoyo.

Ella hizo precisamente como las gallinas hacen al poner sus huevos o cuando tienen a sus pollitos para protegerles.

Youtube/nollyvines

Edward cuenta a  Daily Mail que Mabel continua cuidando a los cachorros cada vez que Nellte se ausenta un momento.

A pesar de la diferencia tiene un instinto maternal hacia los cachorros, y además sus cuerpos calientes le ayudan a mantener caliente su pata.

¡Que historia más maravillosa! Los animales son tan inteligentes y comprensibles – incluso las gallinas.

Comparte esta preciosa historia con tus amigos si a ti también te ha emocionado.