Mamá con ojos llorosos se despide de oveja embarazada, ve algo en la paja y empieza a gritar

Todos los que alguna vez han estado en un parto, uno de los grandes milagros de la vida, saben que no siempre es el proceso más estructurado. De hecho nunca sigue un esquema ya descrito y siempre hay una mezcla de preocupación y tensión en el aire.

Y esto era precisamente lo que sentía Amy Hill, que estaba esperando que su oveja embarazada diera a luz a su cría.

No era la primera vez que la oveja daba a luz, y siempre había ido muy bien. Pero esta vez iba a ser completamente diferente.

Dotty la oveja de 10 años, había vivido durante mucho tiempo en la granja de Snowy River. Durante esos años, Dotty había dado a luz varias veces y Amy, su dueña, siempre había estado presente una y otra vez, ante este milagro de la vida.

La oveja Dotty – su mejor amiga

La granja de Amy, situada en Nova Scotia, Canadá, se centra en la cría de animales sin utilizar cultivos modificados genéticamente.

Se aseguran de tratar a los animales de una manera humana y ecológica, por eso Dotty ha vivido sana y feliz muchos años.

Fuente de la imagen: Facebook/Snow River Farms

Y de entre los animales de la granja, Dotty siempre ha tenido un lugar especial en el corazón de Amy, ya que fue su primera oveja.

”Fue ella la que hizo que comenzara a amar a las ovejas. Ella es mi mejor amiga, y significa todo para mí”, escribe Amy en su publicación de Facebook.

Esperaba un nuevo cordero

Dotty estaba nuevamente embarazada. Amy esperaba con ansia el día en el que los corderitos lindos vinieran al mundo. Ella había pasado por eso antes y sabía lo maravilloso que era estar esperando mientras a la pobre Dotty le quedaba un trabajo importante por delante.

Pero en mitad del embarazo, Amy se dio cuenta de algo preocupante. Algo no marchaba bien con Dotty.

Fuente de la imagen: Facebook/Snow River Farms

Un mañana Amy se encontró a su adorada oveja quieta y preocupada. Dotty tenía problemas para respirar y Amy se apresuró a cambiarla de lado y luego llamó al veterinario.

Los animales que esperan camadas grandes pueden intoxicarse, y eso es exactamente lo que Amy sospechaba. Anteriormente, cuando había tenido varias crías, Dotty no sufrió ningún tipo de complicación, pero esta vez sería mucho más grave.

Se apresuraron al veterinario

El veterinario le dio a Amy todas las medicinas que Dotty necesitaba y ahora no podía hacer otra cosa que esperar. Dotty no podía moverse y su tripa tampoco se movía. Amy estaba a punto de perder la esperanza.

No podía ayudar a las dos crías que todavía no habían nacido y el veterinario no estaba disponible en esos momentos.

”La sola idea de tener que sacrificarla me mortificaba. Le pusimos una inyección con la esperanza de provocar el parto. Miré a Dotty varias veces, pero nada pasaba”, escribe Amy.

Fuente de la imagen: Facebook/Snow River Farms

Amy reunió las fuerzas suficientes para despedirse de su adorada Dotty, la oveja que amó desde el primer día en que se cruzó con ella.

Milagro entre la paja: “Lloré durante media hora”

Pero de pronto ocurrió algo que cambió todo. Cuando se acercó vio que algo se movía en la paja.

Y comencé a contar: “Uno, dos, tres….cuatro”.

Al lado de Dotty había cuatro corderitos sanos, activos y hambrientos.

”Tuve escalofríos. No voy a mentir, estuve llorando media hora, al verlos esta mañana. Me sentí aliviada al ver que nuestra chica estaba todavía con nosotros y que además había sido bendecida con cuatro preciosas crías (tres machos y una hembra). Era increíble en el mejor sentido”, escribe Amy en su cuenta de Facebook.

Fuente de la imagen: Facebook/Snow River Farms

Este complicado parto de Dotty también sería el último. Ahora ella podrá disfrutar de una vida sin más partos. Podrá ver a sus crías crecer en una apacible granja.

¡Esta maravillosa historia sobre Dotty tuvo un final feliz! Ahora le deseamos una larga y maravillosa pensión en la granja de Amy. 

Comparte este artículo para sean muchos los que tengan la oportunidad de leer sobre Dotty y su milagro en forma de 4 estupendas y sanas crías.