Animalistas salvan la vida del “perro” congelado: En el veterinario se dan cuenta de que no es un perro

Hay diferentes opiniones sobre si el invierno es un época del año agradable o no. A mí personalmente me gusta el aire frío y la nieve, sobre todo porque la nieve da más luz a los oscuros días de invierno.

Para muchos animales sin embargo el invierno puede ser duro y como los humanos tienen que tener cuidado fuera en la naturaleza. Y esto es lo que pensaron unos trabajadores de la construcción en Estonia cuando encontraron lo que pensaban era un perro congelado en el hielo de una isla.

Lo salvaron y se lo llevaron de inmediato al veterinario. Pero allí se dieron cuenta de que estaban equivocados. No era un perro lo que habían salvado.

Fuentes de la imagen: Facebook/Eestimaa Loomakaitse Liit

Un día normal y corriente tres trabajadores de la construcción estaban fuera cerca del río Pärnu en Estonia.

Los trabajadores Rando Kartsepp, Robin Sillamäe y Erki Väli estaban trabajando sobre un importante proyecto entorno a un embalse cuando de repente vieron algo raro en el río congelado.

Se trataba de un animal – y necesitaba su ayuda.

Animal desesperado en el agua

Rando, Robin y Erki corrieron de inmediato a la orilla y se acercaron para ver lo que era. En el agua, en la parte que no estaba congelada, había algo parecido a un perro que nadaba y trataba de salvar su vida.

Cuanto tiempo había estado nadando, era algo que los trabajadores desconocían. Pero sabían que tenían que actuar de inmediato.

Fuente de la imagen: Facebook/Eestimaa Loomakaitse Liit

Robin, Rando y Erki sabían que era muy peligroso que los tres caminaran por el hielo ya que en el peor de los casos se podían caer dentro ellos también – y poner en peligro sus vidas.

Decidieron hacer un agujero en el hielo hasta donde estaba el perro y así éste pudiera nadar él solo hacia la orilla. Y esto es lo que ocurrió.

Salvaron al “perro”

Esta pequeña criatura estaba exhausta y congelada.

Fuentes de la imagen: Facebook/Eestimaa Loomakaitse Liit

Los trabajadores trataron de hacer entrar en calor al animal y se lo llevaron de inmediato al veterinario.

– Lo transportamos por una colina. Pesaba mucho, cuenta Rando al periódico estonio Postimees.

– Estaba tranquilo y dormía sobre mis rodillas. Cuando estiré las piernas él levantó la cabeza un momento.

Lo llevaron al veterinario

Ya en el veterinario, esta criatura recibió la ayuda que necesitaba. Iba a vivir – pero lo que no sabían Rando, Robin y Erki era que estaban equivocados.

Fuentes de la imagen: Facebook/Eestimaa Loomakaitse Liit

No se trataba de ningún perro- sino de un lobo.

El lobo tenía solo alrededor de un año, así que no es de extrañar que estuvieran equivocados. Se parecía a un bonito perro.

Por suerte el lobo no estaba herido y unos días más tarde fue puesto en libertad.

Fue puesto en libertad

Una organización animal de Estonia pagó los costes del veterinario – y así el lobo pudo volver a su hogar.

– Estamos muy contentos de como terminó todo y damos las gracias a todos los que ayudaron, sobre todo a estos tres hombres que salvaron la vida del lobo y lo llevaron al veterinario, que a su vez no tuvo miedo de cuidar a un animal salvaje, dice la organización en un comunicado.

Fuente de la imagen: Facebook/Eestimaa Loomakaitse Liit

El lobo se libro de un final terrible en el río, gracias a Rando, Robin y Erki.

¡Esperamos que disfrute de su vida en los bosques estonios!

Rando, Erki y Robin son verdaderamente unos héroes. Comparte este artículo para elogiar su heroica acción al salvar a un lobo.