Cierva visita una tienda de regalos: 30 minutos más tarde vuelve con una sorpresa increíble

La Navidad se acerca y los comercios están llenos de dulces navideñas.

Yo estoy deseando que llegue diciembre para comenzar a comerlos, pero prefiero esperar a diciembre, siempre tengo la sensación de que no me van a saber igual de buenos si los como antes de tiempo.

Sin embargo los regalos de Navidad los puedo empezar a comprar ya en octubre, porque lo peor para mi es tener que comprar todo en el último minuto. No hay nada más estresante que tener que salir de compras el día antes de Navidad.

Pero no soy solo yo la que se dedica a salir de comprar navideñas antes de tiempo.

El año pasado, en el mes de diciembre, una mamá ciervo se presentó en una tienda de regalos en Colorado, en EEUU, para empezar a mirar para sus compras.

Lori Jones trabaja en una tienda de regalos en Horsetooth Inn y RV park,  Fort Collins, en Colorado. La tienda está situada en plena naturaleza por lo que ver animales salvajes no es nada inusual. Pero esta visita era algo realmente fuera de lo común.

Una mamá ciervo, muy conocida en la zona, entró directamente en la tienda como un cliente más.

Posted by Cecile Juliette on Tuesday, 12 December 2017

”Estaba muy animada, miraba las gafas de sol y las patatas fritas. Yo no podía parar de reírme”, cuenta Lori a  The Dodo.

Lori Jones, pensó que la cierva se había perdido y decidió ayudarla atrayéndola con una barra de cacahuetes.

Posted by Cecile Juliette on Tuesday, 12 December 2017

Pensó que era la primera y la última vez

La cierva la siguió y Lori pensó que era la primera y la última vez que el animal visitaría la tienda.

Pero muy pronto se daría cuenta de que no iba a ser así.

Posted by Cecile Juliette on Tuesday, 12 December 2017

”30 minutos más tarde, la mamá cierva volvió a la tienda, pero esta vez se trajo a toda la familia”, cuenta Jones, y continua. 

”Estaba en la oficina haciendo el inventario y de repente la vi dentro de la tienda otra vez. Pero esta vez había traído a sus gemelos y a otro cervatillo que había adoptado. Los pequeños se quedaron esperando en la puerta.”

Posted by Cecile Juliette on Tuesday, 12 December 2017

”Miraban desde la puerta como preguntando ¿Puedo entrar? Yo dije que no. Era tan divertido”, cuenta Lori a The Dodo.

Nunca sabremos con seguridad lo que quería esta familia de ciervos. Probablemente hacer la compra de Navidad o a lo mejor probar de nuevo la barra de cacahuetes que tanto le gustó a la mamá cierva.

Posted by Cecile Juliette on Tuesday, 12 December 2017

Y esta vez fue una barra de almendras las que atrajo a la familia.

”Es tan maravilloso y especial ver estos animales salvajes que viven en esta zona”.

Posted by Cecile Juliette on Tuesday, 12 December 2017

Comparte esta historia con tus amigos de Facebook para que más amigos puedan conocer a esta tierna y divertida familia de ciervos.