Fotógrafa va a tomar fotos de recién nacido, pero ahora mira quien aparece por detrás

Tener un hijo es una de las cosas más grandes que nos pueden pasar.

Muchos nuevos padres quieren tomar buenas fotos de sus recién nacidos para tener un buen recuerdo el resto de sus vidas.

Cuando los padres del pequeño Connor pretendían inmortalizar la llegada del recién nacido al mundo, pasó algo muy especial.

Cuando el pequeño Connor tenía un mes de vida los padres decidieron inmortalizar sus primeros días de vida con un bonito recuerdo. La familia contactó a la fotógrafa Megan Rion, especialista en fotografiar a recién nacidos.

Presley / 3 weeks old

Posted by Imagine That Photography by Megan Rion on Tuesday, 23 October 2018

Posted by Imagine That Photography by Megan Rion on Thursday, 4 October 2018

La familia fue al parque estatal de Louisiana y colocaron al pequeño Connor durmiendo en un atillo de paja.

La fotógrafa quería aprovechar de los preciosos colores de la naturaleza en otoño y utilizó incluso pequeñas calabazas consiguiendo un ambiente muy especial.

Y comenzó la sesión fotográfica. Pasados unos momentos ocurrió algo muy especial. De la nada apareció un cervatillo del bosque que quería participar en la sesión fotográfica. Tenía curiosidad por el pequeño Connor y se acercó cuidadosamente. La fotógrafa Megan aprovechó para hacer maravillosas fotos del pequeño Connor con el ciervo al fondo.

Our day with Maggie and baby Conner yesterday 🙂

Posted by Imagine That Photography by Megan Rion on Wednesday, 21 October 2015

Y se puede decir que el resultado era mágico. ¡Como sacado de un cuento de hadas!

Posted by Imagine That Photography by Megan Rion on Friday, 23 October 2015

Al publicar las fotos especiales en Facebook, las imágenes se difundieron como la pólvora por las redes sociales y no es difícil de entender el motivo.

¡Connor y sus padres sí que consiguieron unas fotos inolvidables que recordaran para el resto de sus vidas!

¡Comparte este articulo con tus amigos y si tú también piensas que las fotos son maravillosas!