La tortuga Diego se jubila a los 100 años – tras tener 800 hijos y salvar a su especie

Mantener a los animales en un entorno que sea el suyo y limitado no es lo ideal. Sin embargo a veces es necesario para garantizar su supervivencia.

Este es el caso de la tortuga gigante Diego, que ha conseguido salvar a su especie.

Todo empezó cuando un equipo de expertos ecuatorianos dio la voz de alarma en los años 60. Los expertos aseguraban la especie de tortugas chelonoidis hoodensisque estaban en peligro en la isla Española, en las Islas Galápagos. Según los expertos quedaban tan solo 14 ejemplares, doce hembras y dos machos.

Fuente: Youtube

Había que hacer algo y lo hicieron. Empezaron a buscar por todo el mundo más ejemplares de esta especie de tortuga y encontraron una tortuga macho en el zoológico de San Diego. La tortuga recibió el nombre de Diego.

Diego es padre de 800 tortugas y ha salvado a su especie

Llevaron a los 14 ejemplares de la isla Española y a Diego 15 a la isla de Santa Cruz, donde, a partir de los años 70, iniciaron un programa de cría en cautividad para evitar que la especie desapareciera.

“Este programa pudo reproducir en cautiverio alrededor de 2.000 descendientes, de los cuales 800 pertenecen a Diego”, cuenta el director del Parque Nacional Galápagos, Danny Rueda a Noticias Telemundo, y añade: “Si duda es un programa exitoso ya que logramos restaurar esta población, casi al borde de la extención”.

Diego se jubila y vuelve a casa

Diego ha logrado toda una hazaña, salvar a su especie, y ahora, a sus 100 años va a tener su merecida jubilación. Diego vuelve a casa.

En su cuenta de Twitter el ministro de Medio Ambiente de Ecuador, Paulo Proaño Andrade escribe: “Regresan a casa tras décadas de reproducirse en cautiverio y salvar a su especie de la extinción”, según publica Clarín.

Diego es ya es una leyenda viva que ahora tendrá la posibilidad tendrá de pasar el resto de su larga vida en libertad tras haber salvado a su especie. ¡Comparte esta gran noticia!