Alces hambrientos se colaron para comer heno, ahora son mejores amigos con los caballos

En muchos sitios del mundo el invierno está muy frío. Y este frío le crea dificultad a los animales encontrar comida en el bosque.

En una granja en el norte de Suecia los caballos ahora tienen una compañía un poco diferente. Unos alces hambrientos fueron a visitarlos.

– No es tan raro, ¿uno que no hace para conseguir comida? Lo que sea – y uno se hace amigo del que sea, dice Kerstin Nilsson, que trabaja en la granja, según el periódico local Expressen.

La dueña de la granja Ofelas Islandshästar cuenta que los caballos y los alces tienen el mismo lenguaje corporal, se entienden. Aunque los caballos parecen tener un poco de cuidado al principio ahora parece que se han acostumbrado.

Los alces por el otro lado tienen mucho respeto por los caballos que comparten su heno con ellos.

– Si los caballos les piden que se muevan lo hacen, cuenta la dueña.

Ocurre todos los años

No es la primera vez que los alces visitan la granja en invierno. Todos los años, desde diciembre hasta abril, los alces acostumbran a llegar para comer con los caballos.

They not just eat horses hay, they also eat their salt…..

Posted by Ofelas islandshästar on Thursday, 30 November 2017

A Kerstin le parece que es agradable ver a los alces, aunque pueden ser un poco complicados a veces. Entre otras porque comen mucho, pero también por que dañan las vallas cuando se entren donde los caballos.

– Suerte que me encantan los animales, dice Kerstin.

Pero los alces son buenos y ella les sigue dando la bienvenida durante los meses de invierno.

Aquí puedes ver el vídeo junto con los caballos y los alces.

Yo por lo menos nunca he visto nada así antes. ¿Has escuchado sobre casos de alces y caballos que se vuelven amigos?

Si quieres puedes compartir el artículo y contarnos tus experiencias.