Caballo se acerca a hombre enfermo – la reacción del animal hacia el hombre dispara fuertes reacciones

El caballo grande se acerca al hombre enfermo en la cama. Lo que el caballo hace después hace que las lágrimas broten.

El padre de Audrie Spake, João, ha luchado con problemas de salud durante un buen tiempo. Y los últimos meses ha estado bastante mal y ha tenido que permanecer en cama.

Los médicos han tratado de hacer de todo para que João esté bien, pero no han podido entender qué es lo que le pasa al pobre hombre.

Pero recientemente un visitador un poco inesperado, por lo menos ayudó a alegrarle el día a João.

El visitador era el caballo Paçoca.

Lo que hace el caballo nos hace llorar

Paçoca es un caballo de terapia que trabaja con voluntarios de la organización sin ánimo de lucro, Coletivo Inclusão. La misión de ellos es ayudar a personas con necesidades especiales.

¡Y qué bonito trabajo el que hacen!

En un vídeo que se está difundiendo como la pólvora en redes sociales podemos ver la actuación del caballo hacia el hombre.

Es exactamente como si el caballo entiende justamente el tipo de interacción que João necesita, y con mucho cuidado y cariño se acerca hacia el pecho del hombre y cierra los ojos.

Joãos no puede contener las lágrimas y todo se convierte en un momento silencioso de amor y consuelo.

“Él fue así todo el tiempo con mi padre. Fue bello”, escribe Audrie en Instagram.

Un recuerdo para toda la vida

El encuentro con el caballo es un recuerdo que João y su familia tendrán para el resto de la vida.

“Fue un momento inexplicable”, escribe la hija Audrie.

Hoy en día se ha vuelto más común usar animales para ayudar y sanar a personas enfermas.

“La terapia con los animales puede disminuir el dolor, la ansiedad, la depresión y el cansancio en personas con problemas de salud”, reporta Mayo Clinic.

“Y no son solo las personas con problemas de salud que recogen el fruto. Miembros familiares y amigos que están en estas visitas con los animales también dicen que se sienten mejor.”

Sin embargo los animales no pueden reemplazar a los médicos.