Cerca de 200 caballos hallados muertos en Arizona – la razón detrás de esto me rompe el corazón

Cerca de 200 caballos salvajes han sido encontrados muertos en un estanque seco en Gray Mountain, Estados Unidos.

Según los informes, el calor increíble que afecta la zona se convirtió en una trampa mortal para 191 caballos “salvajes”.

“Estos animales estaban buscando agua para mantenerse con vida. Lamentablemente, en el proceso se metieron en el barro y no pudieron escapar porque estaban muy débiles”, explica el vicepresidente Jonathan Nez de la comunidad Navajo.

Grandes partes de Arizona han soportado una fuerte sequía después de un invierno con poca lluvia y nieve.

Funcionarios estatales dicen que esa es la razón principal por la que 191 caballos murieron cerca de un estanque de ganado en Gray Mountain.

Se ha decidido que los caballos serán enterrados en el lugar, las autoridades pondrán cal sobre los cuerpos para acelerar su descomposición y minimizar la posible propagación de enfermedades o infecciones. El estanque de almacenamiento se cerrará permanentemente y se espera que se cree un nuevo abrevadero cerca.

Kill wild horses
Navajo Nation

Esta no es la primera vez que caballos han sido encontrados muertos cerca de ese estanque en particular.

Se ha convertido en un problema de temporada, con un número cada vez mayor de caballos salvajes que se encuentran en los alrededores del área en los últimos años.

Problema creciente

Se dice que la Nación Navajo, que se extiende por partes de Arizona, Nuevo México y Utah, alberga de 50.000 a 70.000 caballos salvajes que deambulan libremente.

Desafortunadamente, el hábitat no cuenta con los recursos para soportar tales números y el clima cambiante es un gran problema.

En los últimos años, ha habido un aumento en las temperaturas, especialmente entre los meses de mayo y septiembre. Los veranos recientes han sido los más calurosos en el área desde que los registros comenzaron en 1910.

Tómese como ejemplo el año pasado, donde la temperatura promedio en Arizona era de 25 grados centígrados, tan caliente que hacía que los buzones de correo comenzaran a derretirse y que las aeronaves tuvieran que aterrizar.

Según la Agencia de Salud de Arizona, el calor extremo mata en la zona a unas 100 personas cada año.

Por favor comparte este artículo para generar conciencia sobre el calentamiento global y cómo está afectando a nuestro planeta de muchas maneras.