Vecinos rescatan a caballo desnutrido que empujaba un carro – tras liberarlo queman el carrito para que no vuelva a pasar

El maltrato animal es algo que jamás voy a entender. Que una persona abuse de un animal indefenso y lo ponga a sufrir es un acto terrible, pero que desafortunadamente ocurre demasiado frecuente.

Este incidente ocurrió en Buenos Aires, Argentina, y empezó con que una vecina vio a un pobre caballo que estaba luchando para jalar una especie de carrito.

Una vecina de repente vio a un hombre en la calle que tenía una especie de carrito. Un caballo luchaba para jalar al carrito y al hombre.

Esto captó la atención de la mujer y ella pronto se dio cuenta que algo iba muy mal.

Repentinamente el caballo se cayó en el asfalto. El pobre caballo estaba completamente rendido, debido al cansancio extremo y el estado de desnutrición el animal no aguantó más – y colapsó.

Posted by Fundación Amora: on Sunday, 27 January 2019

Lo golpeó

Pero esto no es lo único, porque lo que ocurrió después fue que el hombre comenzó a golpear al animal con un palo para que se levantara y siguiera adelante. Este hombre no mostró ni una sola gota de compasión por su animal.

Aunque el animal estaba en el suelo, con mucho dolor, nos podemos imaginar, y agotamiento, el hombre no le importó para nada y le golpeó. Esto para mi es pura tortura, me pone furiosa.

El caballo no podía más del cansancio, del dolor, del calor, de la hidratación. Ni me quiero imaginar cuando fue la última vez que tomó agua o comió algo de comida.

Salió corriendo

Cuando la mujer entendió la gravedad de la situación salió corriendo de su casa y acercó al caballo. Ella no lo iba a dejar morir ahí.

Y más gente que pasaba por el sitio vio lo que estaba pasando y pararon para ayudar.

Después de un momento el hombre se sintió tan intimidado por la gente que se fue del sitio.

Luego la población comenzó a ayudarle al caballo que estaba tendido en el asfalto hirviendo.

Romeo tenía heridas por to el cuerpo

El caballo, que lo han llamado “Romeo” también tenía heridas sangrantes y un párpado inflamado por los golpes.

Cuando la gente había refrescado al pobre caballo con baldes de agua empezó a sentirse mejor y al final pudo levantarse con sus cansadas patas.

Posted by Fundación Amora: on Sunday, 27 January 2019

La gente lo llevó a la sombra, le dieron agua y el caballo pudo pastar.

Para que el hombre nunca más pueda maltratar y castigar a Romeo los vecinos incendiaron el carrito del hombre, reporta La noticia 1.

Posted by Fundación Amora: on Sunday, 27 January 2019

La fundación Amora se encargó del caballo y se reporta que ahora está en el campo disfrutando de la vida y del trato que se merece.

Gracias a la gente que salvó a Romeo para que tenga una vida calmada y llena de amor, como se merecen todos los animales. Comparte para rendir homenaje a los rescatistas y para recordarle a la gente que los animales también tienen derechos y sentimientos.