“Gato-pulpo” es encontrado en la casa de la anciana – no le han cortado el pelaje en varios años

Desafortunadamente hay muchos gatos en el mundo que son tratados mal, que sufren y que están enfermos. Es difícil aceptarlo, pero muchos perros y gatos viven en miseria. Tal vez se trata de que los dueños ya no quieren a su mascota o que no la pueden cuidar.

En este caso se trata de lo último, y es una historia muy trágica que afortunadamente tuvo un feliz final.


Cuando uno tiene una mascota uno tiene que cuidar a su bolita de pelaje. Uno tiene que estar seguro de que el animal está bien y si así no es el caso hay que ir donde el veterinario. Afortunadamente la gata Hidey tuvo suerte, porque inmediatamente que fue descubierta fue llevada donde el veterinario.

Hidey había sido maltratada pero no era la culpa de su dueña. El pelaje de Hidey había crecido sin parar y esto la había puesto s sufrir mucho. Cuando Hidey llegó a Animal Rescue League Shelter & Wildlife Center se parecía a un tipo de pulpo.


Fue una vista trágica para el personal de la clínica. Y había, si era posible, una explicación aún más trágica sobre su condición.

La gata Hidey fue encontrada en este estado después de que su dueña fue trasladada a un hogar, ya que sufre de la enfermedad Alzheimer.

El pelaje de Hidey había crecido tanto que tenía un gran peso para cargar. El pelaje estaba desgastado y parecía como si nadie le había cortado el pelaje en muchos años.

Así que luego empezó la operación: cortar el pelaje.

Nadie podía responder por qué el pelaje de la gata estaba en tan mala condición, pero los veterinarios dijeron que esto puede haber afectado su sobrepeso que se escondía ahí abajo.

– Hidey tenía mucho sobrepeso y eso dificulta (para los gatos) que se laven, y entonces el pelaje puede quedar así desgastado, dijo Caitilin Lasky en la clínica veterinaria a The Dodo.

La gata ahora ha llegado donde una familia en Pennsylvania, Estados Unidos, donde está bien y contenta. Según informan está mucho mejor ahora.

Si tienes un vecino mayor puede ser buena idea decir “hola” y ver cómo va. Tal vez te invitan a una taza de café y así uno puede también aprovechar a ver cómo está su mascota. Eso nos recuerda muy bien al caso con la gata Hidey.

Te invitamos a compartir esto.