Ciervo visita una familia pidiendo ayuda- cuando comprenden la razón llaman a la policía

Me fascina aproximarme a animales salvajes en la naturaleza.  A veces si tenemos suerte podemos ver un alce o un ciervo cerca y entonces conviene pararse, permanecer callado para que no se asusten.

En Texas, para el policía Kevin Zieschang y el ciervo  ”Tio Buck” la situación era sin embargo completamente distinta. El ciervo se aproximó para buscar ayuda.

Todo comenzó cuando Buck visitó el jardín de un chalet situado en Texas. Se subió a la terraza y se quedó mirando por la ventana. Los que vivían en la casa en un principio no entendían nada, pero luego se dieron cuenta de que el animal necesitaba ayuda. Algo se había quedado pegado en sus cuernos y parecía como si realmente el animal fuera a buscar a alguien que le liberara de ello.

La familia no sabía como acercarse al animal y decidieron llamar a la policía.

El policía Kevin Zieschang se acercó al lugar y ayudó a Buck a quitarle aquello que se había quedado pegado en sus cuernos. Cuando terminaron Buck se quedó un rato más en el jardín.

Youtube

Kevin trató incluso de asustarle para que el ciervo volviera al bosque pero Buck sabía que esas personas no eran peligrosas. Finalmente se fue andando de vuelta al bosque y desapareció, agradecido por haberle liberado de la basura pegada en los cuernos.

Volvió al jardín

Unos días más tarde la prensa local quería hacer un reportaje sobre el suceso y Kevin volvió a la casa donde ayudó a Buck. Y entonces ocurrió algo increíble.

Era como si el ciervo hubiera entendido que hablaban sobre él, porque en mitad de la entrevista volvió de nuevo para saludar a Kevin. Como si quisiera volver a darle las gracias una vez más.

Youtube

Este cervatillo correteaba alegremente y sin el menor miedo alrededor del policía y del equipo de televisión. Le acariciaron la cabeza y parecía que Buck disfrutaba con su compañía. Nadie podía entender como estaba tan domesticado.

Peligroso vivir en un entorno salvaje

Incluso si era fantástico tener un ciervo domesticado en la zona, tanto el policía como los que vivían en la casa se dieron cuenta de que no era bueno para él.

Era obvio que para Buck el estar tan domesticado no era una situación ideal. No tenía miedo de la gente, ni de pasearse por esta zona de chalets pero esto podía ser peligroso para él. El policía ha decidido llevarle a una reserva de animales cercana para evitar que sea atropellado por algún coche.

¡Menos mal que Buck tuvo la ayuda de la policía! Nos sorprendemos de lo inteligentes que son los animales. Buck supo enseguida donde buscar ayuda.

En el vídeo puedes ver el momento en que Buck viene de visita:

Si te ha gustado la historia no dudes en compartirla con tus amigos.