Jonathan, una tortuga de 187 años, es el animal conocido más viejo y vive en una isla remota

Cuando la tortuga Jonathan nació, el mundo era un lugar muy diferente. Andrew Jackson era presidente, la primera fotografía se hizo tan solo unos años antes y la máquina de escribir aún no se había inventado. Era el año 1832.

Este año, Jonathan se convirtió en el animal terrestre vivo más anciano. La tortuga gigante de Seychelles cumplió 187 años en 2019 y lo sitúa a solo un año de llevarse el título del cheloniano más anciano de la historia.

Según Guinness World Records, el actual poseedor del título, Tu’i Malila, alcanzó los 188 años antes de morir en 1965.

Wikimedia

En 1882, Jonathan fue llevada a Santa Elena, una isla remota en el Atlántico Sur, donde reside actualmente. Fue trasladada allí con otras tres tortugas cuando, se estima que, tenía 50 años.

“Jonathan es un ícono aquí”, dijo a The Dodo Teeny Lucy, la presidenta de la SPCA local. “Es un gran viejo caballero que lo ha visto todo. Aterrizó en Santa Elena en 1882 como adulto completamente desarrollado; y ha visto generaciones de personas yendo y viniendo “.

Mientras los que viven en la isla van y vienen, Jonathan permanece.

Vive en los terrenos de Plantation House, la residencia oficial del gobernador de Santa Elena, y disfruta paseando y pasando el rato con David, su amigo tortuga de 80 años.

Flickr/David Stanley

“Al ser el animal terrestre más anciano del mundo, tiene un estatus casi real aquí”, dijo Lucy. “Es digno y se comporta de manera amigable siempre que la gente se mueva lentamente a su alrededor. Todos lo queremos mucho “.

A pesar de su edad arcaica, Jonathan está bastante sana. Hace varios años, sus cuidadores se dieron cuenta de que su pico estaba en malas condiciones y que había perdido peso, por lo que decidieron complementar su dieta.

“Y ahora perfectamente recuperada, está sana como un roble”.

¿187 años? Jonathan ha vivido una vida increíble y espero que pueda vivir muchos, muchos años más.