Abuela entra y pregunta por el perro más viejo que nadie quiere – ahora mira bien quién sale

No todos los perros tienen la misma suerte en la vida.

Muchos terminan en familias desde que son pequeños, se convierten en miembros esenciales de la familia y viven vidas largas y felices. Pero otros nunca llegan a tener un hogar.

Creo que esto era lo que una mujer increíble estaba pensando cuando entró en un refugio de animales para perros huérfanos.

Melani Andrews tiene hijos y nietos y mucho amor en su vida. Ahora quería compartir algo de ese amor con un amigo de cuatro patas que no fuera tan afortunado. Para ello acudió a Front Street Animal Shelter en Sacramento, California, e hizo una pregunta.

Ella quería adoptar al perro más viejo, uno que nadie más quisiera.

“Esta amable mujer entró a nuestro refugio y preguntó quién era el perro más viejo y más difícil de adoptar”, escribe el refugio para animales en su página de Facebook.

This kind woman walked into our shelter and asked who the oldest, hardest to adopt dog was. So we introduced her to…

Posted by Front Street Animal Shelter – City of Sacramento on Friday, 11 August 2017

Melani Andrews, de setenta y dos años, se sentía realmente sola después de perder a su pareja, y para empeorar las cosas, su perro también había fallecido. Necesitaba compañía.

“Me sentía triste y un poco deprimida”, le dijo Melani a the Dodo. “Mis nietos vinieron una noche y me dijeron: ‘Abuela, necesitas a alguien que te haga compañía. No puedes simplemente quedarte aquí sentada sola'”.

Ese alguien sería Jake.

Melanie Andrews

Al igual que Melani, Jake había estado solo durante un tiempo.

Cuando Melani pidió el perro más viejo en el refugio, el personal le presentó a Jake. Jake había vivido allí por un tiempo. Era viejo y había pasado por todo: cáncer y problemas de la piel, por nombrar solo dos cosas.

Melani inmediatamente decidió adoptarlo.

“Melani vino al refugio no solo para encontrar un gran perro, sino para salvar una vida y dar amor incondicional a un perro necesitado”, escribe el refugio en su página de Facebook.

Al perro de 12 años se le permitió ir a casa con Melani.

A Melani no le importaba que los costos veterinarios fueran muy altos, teniendo en cuenta las múltiples condiciones que sufría Jake. Tampoco le importaba que fuera sordo y parcialmente ciego.

Ella solo quería cuidar a un perro necesitado y darle mucho amor.

Ahora Jake se ha sentido como en casa en su nuevo hábitat: ¡Mira lo cómodo y feliz que se ve!

melani2
Melanie Andrews

“Los dos amigos de Jake me ignoraron, pero Jake se animó y comenzó a aullar”, dijo Melani a The Dodo. “Entonces dije: ‘Parece que quiere irse y lo llevaré'”.

“Todos los días me río un poco más”, continuó diciendo. “No es tan solitario. Creo que Jake sabe que lo amo porque viene a verme y se frota contra mí y me pide que le frote la espalda, y luego me toca con la nariz. Un perro que no sabe que alguien lo ama no estaría haciendo algo así “.

¡Estoy tan feliz de que estos dos encuentren consuelo el uno en el otro! Los perros son verdaderamente el mejor amigo del hombre.

¡Pásale esta hermosa historia a todos tus amigos amantes de los animales!