Basura que se convierte en hoteles y lujos para gatos callejeros

En los últimos años, en algunas ciudades españolas han empezado a aparecer originales “refugios” para gatos construidos con materiales desechables de todo tipo.

Cómodos hoteles para gatos dentro de una vieja nevera de playa o dispensadores de comida y agua fresca hechos con contenedores de basura, son algunos de los ejemplos creativos orientados a dar una mejor vida a los gatos abandonados.

Twitter

La idea detrás de ello es que las colonias de gatos no tienen por qué ser un problema en la ciudad si están controladas. De hecho, pueden ser muy beneficiosas a la hora de mantener bajo control las tan odiadas plagas de ratones o cucarachas.

Una organización llamada LlobreGats, ubicada en Cataluña, es pionera en este sentido porque fue un paso más allá: para visibilizar a las colonias de gatos e integrarlas en el paisaje urbano, reaprovecharon todo tipo de mobiliario y material desechado.

Twitter

La idea la tuvo Jose Luis Rodríguez, presidente de LlobreGats, quien según la publicación española “ElDiario.es“, trabaja en un vertedero.

“Empecé a aprovechar los materiales que veía interesantes para contactar con refugios y protectoras y entregárselos a título personal”, explica Jose Luis Rodríguez.

Este amigo de los animales fundó la Asociación LlobreGats, que lleva más de una década cuidando a colonias felinas en la localidad de Sant Boi de Llobregat con el método CES Captura, Esterilización y Suelta).

Las colonias controladas de gatos viven en contenedores adaptados, usados anteriormente para depositar basura o reciclar materiales como vidrio o cartón.

Twitter

En LlobreGats inventaron los llamados “CatDonalds”, donde los gatos pueden encontrar agua y comida, así como los “CatHotels” con cajas de porexpan para que los gatos descansen a resguardo del clima.

Twitter

Los neumáticos, por ejemplo, también son reaprovechados para fabricar refugios donde esconderse y juegos para relajar las uñas.

Twitter

La idea tuvo tanto éxito que ha empezado a imitarse en otras ciudades de España, como en la isla de Mallorca, Cádiz o en Calafell, una ciudad costera que anunció que próximamente reutilizarán contenedores de vidrio para fabricar refugios para gatos.

Incluso la NYC Feral Cat Initiative, contactó con la asociación para enseñar s proyecto en las clases que imparten para construir refugios urbanos.

En Palma de Mallorca, por ejemplo, también han involucrado a los colegios de la ciudad para que ayuden a decorar los contenedores que se convertirán en refugios para gatos.

“Al decorar y modernizar las colonias las hemos dignificado. Y ha sido un rotundo éxito, pues los ciudadanos (tanto los partidarios de la convivencia con los gatos en la ciudad como sus detractores) han visto lugares limpios, modernos, útiles y agradables a la vista. Ello unido a que todos los integrantes de las colonias han sido esterilizados, para controlar la población, y su salud también es sometida a controles veterinarios”, explica Jose Luís Rodríguez.

Twitter

Desde luego, parece una gran idea para integrar en las ciudades a las comunidades de gatos que viven en la calle, además de reaprovechar materiales que de otro modo estarían simplemente acumulados en vertederos.

¡Ojalá esta iniciativa sea imitada en otros lugares del mundo! Por favor, ayúdanos a compartir esta idea para mejorar la vida de los gatos que no tienen la suerte de tener un hogar.