Cachorro paralítico va ser sacrificado, luego el veterinario ve que una pata se mueve y descubre la terrible verdad

Los perros necesitan cariño y amor para que estén bien. Pero desgraciadamente hay dueños que están dispuestos a abandonar a sus amigos de cuatro patas tan pronto como muestran signos de debilidad. Algunos nos muestran que solo quieren mascotas cuando les conviene.

Este pequeño cachorro de seis semanas, Bella, fue abandonado por su familia, cuando ya no podía andar. Y decidieron que debía ser sacrificado.

Hand in Paw/Facebook

La familia pensó que Bella estaba paralítica cuando dejó de andar. Y tomó la decisión de sacrificarla. Pero al llevarla al veterinario, se descubrió que no estaba para nada paralítica. Parece ser que tenía el nivel de azúcar en la sangre demasiado bajo.

Piper Wood, de la protectora de animales Hand in Paw, sospecha que es por causa de la familia.
“Quizá no le han dado la suficiente comida” escribe en Facebook.

Hand in Paw/Facebook

Según Piper, era fácil de solucionar. El nivel de azúcar en la sangre de Bella se podría regular con glucosa.

Bella mejoró de inmediato y pudo comenzar a andar de nuevo. Pero no iba a ser devuelta a la familia.

Por suerte Bella ha encontrado una nueva familia donde está feliz. ¡De repente quiere correr por todos los sitios y jugar!
“Cuando la llevé a su nueva casa, la vi jugar por primera vez. ¡Jugaba con 10 juguetes diferentes al mismo tiempo y corría a su alrededor, tan feliz! Era increíble verla así porque la he visto tan asustada. Ahora está mucho mejor. Esta es su casa ahora”, escribe Piper.

Hand in Paw/Facebook

Gracias al rápido instinto del veterinario y la exhaustiva revisión médica Bella se encuentra bien. De lo contrario no estaría con vida ahora. ¡Comparte para desearle a Bella un larga y feliz vida con su nueva familia!