Conductor de bus sospecha algo raro con el dueño del perro, tienen contacto visual y de una cierra las puertas

En la sociedad actual, es fácil para nosotros quedarnos atascados en nuestros teléfonos sin pensar en lo que sucede a nuestro alrededor. Es importante estar siempre atento, sobre todo si hay alguien cercano a nosotros, un pariente o un extraño, que necesita ayuda.

Es cierto que el conductor del bus, Mike Thomas, no tenía un teléfono en la mano cuando conducía la línea 54 en Portland, Oregon,durante la noche, cuando de repente vio a un hombre con un perro caminando por la calle.

Los dejó entrar, pero tuvo la sensación de que algo estaba mal con el hombre. Poco después, aumentaron las sospechas, y al final tomó la decisión de cerrar las puertas.

En su última ronda del autobús 54 en Portland, Oregon, Mike de repente vio a un hombre caminando en la calle con su perro. Tuvo que girar para evitar chocarse con el hombre, pero se detuvo y abrió las puertas.

Hombre con perro en la calle

A su lado, el hombre tenía un pequeño y lindo perro. Mike reaccionó de inmediato cuando el perro no parecía estar interesado en seguir a lo que él pensaba que era el dueño del perro. El perro solo jalaba de la correa.

Foto: Youtube/The Oregonian

Mike sabía que era peligroso para ellos salir a la carretera muy transitada a estas horas y los dejó entrar al bus. Pero por alguna razón, el hombre soltó la correa del perro cuando entraron, como para soltarlo.

El conductor preguntó si el perro estaba bien y obtuvo la respuesta que sí. Pero Mike no le creyó y lo obligó a llevar al perro en el bus.

– Dije “no, tienes que traer a tu perro, él está en la vía”, dice Mike e a The Oregonian.

Sintió que algo estaba mal

Mike tenía un presentimiento de que algo andaba muy mal.

Foto: Youtube/The Oregonian

Él no llamaba al perro por su nombre, el perro se llamaba Cooper. Mike continuó conduciendo mientras pensaba qué iba a hacer, mientras que también vigilaba al hombre y al perro Cooper.

Pronto comenzó a hablar con otro compañero en elbus, y Mike escuchó lo que estaban diciendo. Y pronto el hombre dijo algo impactante.

El hombre le preguntó a la mujer si quería llevarse a Cooper a la casa.

Foto: Youtube/The Oregonian

En ese momentoo, Mike estaba a salvo. El hombre no era el dueño de Cooper. Era un perro que simplemente fue encontrado por la persona equivocada.

– Las cosas no encajaban. Le dejé claro que no creía en su historia, dice Mike.

Decidió actuar

Durante el viaje en el bus, Mike vio por el rabillo del ojo cómo Cooper estaba tranquilo y quieto y masticaba una pelota de tenis. Una hora después, cuando el hombre se iba a bajar en la última parada en el centro de Portland, el amable conductor del bus decidió actuar.

Foto: Youtube/The Oregonian

Se negó a dejar que el hombre y Cooper salieran del autobús, cerró las puertas.

– Agarré el collar de Cooper y le dije al hombre que el perro se quedaba conmigo. Voy a llevarlo de regreso con su familia, dice Mike.

También resultó que su instinto era correcto. La propietaria de Cooper, Jane Murphy, había estado de vacaciones en Hawai y el perro, que lo cuidaba su hijo, probablemente salió corriendo o fue robado cuando el hijo estaba en el trabajo.

Foto: Youtube/The Oregonian

Pronto Mike también encontró a Jane y le envió un mensaje de texto qie la calmó. Cooper estaba a salvo.

Mike es elogiado: “Orgulloso”

Cooper se reunió con su familia y para agradecerle a Mike, Jane le envió un hermoso mensaje.

– Me enorgullece que haya personas tan bondadosas en el mundo, que están dispuestos a hacer un esfuerzo adicional por nuestros amigos de cuatro patas, dice a The Oregonian.

Estar atento puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. En el caso de Mike, se trataba de rescatar a un perro de lo que podemos asumir era un destino horrible, aunque solo sea para nunca volver a ver a su familia.

¡Por favor, comparta el artículo para rendir homenaje al heroico esfuerzo de Mike – él rescató a Connor!