Cura ve bolsas extrañas atadas a las vías del tren: mira de cerca y hace un horrendo descubrimiento

Algunas personas simplemente no deberían tener animales a su cargo.

A pesar de los esfuerzos continuos para erradicar el abuso de animales para siempre, sigue siendo un gran problema en todo el mundo.

A menudo me pregunto: ¿Por qué alguien lastimaría a una mascota que los ama incondicionalmente?’ Paso horas tratando de encontrar una respuesta adecuada, luego me conecto y encuentro casos como el siguiente… Y vuelvo a sentir desesperación.

Lourens van Wyk es un cura jubilado que vive en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, y un día hizo un descubrimiento realmente desgarrador cuando conducía cerca de unas vías de ferrocarril.

Vio una bolsa de plástico de aspecto extraño y decidió investigar. Lo que encontró lo dejó conmocionado.

Helderberg Animal Welfare

Van Wyk sabía que algo no estaba bien cuando vio una misteriosa bolsa de plástico aparentemente abandonada en unas vías del ferrocarril. Decidió echarle un vistazo más de cerca (una parte de él esperaba encontrar allí a un bebé abandonado) y, cuando lo hizo, quedó boquiabierto.

En la bolsa había un cachorro muy maltratado que había sido atado con cordones para restringir sus movimientos. No podía moverse, no podía ladrar y apenas podía respirar.

Helderberg Animal Welfare

El sacerdote inmediatamente se puso en acción y llevó al cachorro, que más tarde se llamaría Trax, a un veterinario.

Luego contactó a Helderberg Animal Welfare Society fuera de la ciudad, donde Trax podría recibir toda la ayuda que necesitaba para recuperarse.

Van Wyk decidió que no podía desatar los cordones de zapatos que sujetaban a Trax, el perro sentía demasiado dolor. Afortunadamente, el personal de la asociación pudo liberar a Trax de sus ataduras.

La organización escribió en su página de Facebook:

“Una pequeña actualización sobre Trax – el perrito que llegó ayer a nuestras perreras después de ser rescatado de las vías del tren, en una bolsa de plástico con la boca y 4 patas atadas. Después de cortarle todas las cuerdas, nuestro veterinario lo examinó y le sometió a un exhaustivo control de salud “.

Helderberg Animal Welfare

Los veterinarios creían que Trax había sufrido un gran trauma en la cabeza y que sufrió múltiples conmociones cerebrales en el pasado. El personal del centro de animales le dio cariño y cuidados durante unos días y, poco a poco, comenzó a mejorar.

“Además del hecho de que tiene sarna y está cubierto de llagas, costras y heridas, por lo demás está sano. Él todavía es bastante joven. ¡Ha recibido un baño tibio, está comiendo muy bien y está respondiendo muy bien a todo el tratamiento y el amor que le estamos dando! Le encanta estar con nosotros y le gusta acariciarnos con cuidado para obtener un poco de atención extra. Su cola se mueve un poco y sabemos que se siente seguro, relajado y amado. Pasó la mayor parte del día durmiendo en su cama (debajo de 2 mantas), así que realmente ha estado cómodo y abrigado en este clima frío”, decía una post.

Helderberg Animal Welfare

Un par de semanas más tarde, Trax estaba listo para ser adoptado; un cambio radical dada la naturaleza grave de su condición.

Helderberg Animal Welfare

Nunca deja de sorprenderme lo horribles que pueden ser algunas personas. Al mismo tiempo, es también un placer presenciar hasta qué punto otras intentan corregir los errores de los demás. ¡Los héroes que salvaron a Trax merecen un homenaje!

Comparte este artículo si crees que TODA crueldad hacia los animales debe recibir duros castigos.