El perro se hace el enfermo para que sus dueños se queden en la casa

Echar de menos a alguien que quieres es difícil – a veces te puede incluso doler el alma cuando echas mucho de menos.

Pero en general echar de menos no te afecta físicamente.

O si.

 

Los dueños de Sullivan, Alex y Kennady adoraban a su perro por encima de todo. Pero no podían estar con él todo el día ya que como muchas otras personas tenían un trabajo al que acudir diariamente.

El perro comenzó a comportarse de una manera extraña

La semana pasada Kennady decidió ir a casa a comer para hacerle compañía a Sullivan. Cuando terminó de comer y se disponía a volver al trabajo, notó que el perro estaba algo extraño.

Posted by Love What Matters on Wednesday, 8 November 2017

Sullivan comenzó a toser. Sonaba muy mal y Kennady se preocupó. Llamó a su marido y le pidió por favor que viniera a casa para quedarse con el perro ya que ella tenía que volver al trabajo. Alex terminó pronto y se marchó a casa para cuidar a Sullivan y estar pendiente que la tos no fuera a peor.

La tos desapareció

Con u poco de cariño y mimos la tos desapareció tan pronto como había venido.

Posted by Love What Matters on Wednesday, 8 November 2017

La pareja pensó que el perro tenía algo seca la garganta y por eso había estado tosiendo. Ahora ya estaba mejor, ellos se tranquilizaron y no volvieron a pensar en ello.

Pero al día siguiente Sullivan volvió a toser de nuevo. Alex decidió quedarse en casa y cuidarlo ese día también.

Visitaron al veterinario

Como la tos no remitía decidieron pedir hora en el veterinario para ver que es lo que tenía Sullivan.

Tras varios controles, el veterinario les informó que el perro estaba perfectamente sano. ¿Y entonces por qué tosía?

¿Y por qué solo tosía cuando sus dueños iban a salir de casa?

El veterinario pudo responder a esto: el perro tosía expresamente.

Alex y Kennady querían estar seguros y  preguntaron varias veces al veterinario si eso podía ser verdad, si era posible que un perro hiciera como si estuviera enfermo sin estarlo. Y obtuvieron la misma respuesta. Si claro, los perros no son para nada tontos.

Posted by Love What Matters on Wednesday, 8 November 2017

– “Los perros pueden perfectamente notar que determinadas actitudes dan unos resultados. Y que toser o estornudar pueden captar la atención de los dueños”, cuenta Jill Sackman de la Asociación de Veterinarios BluePearl a The Dodo, y continua:

– Yo no diría que actúan falseando una conducta, pero son lo suficientemente inteligentes para saber que una determinada conducta conlleva una recompensa.

La tos terminó

Hoy Sullivan ya no tose. Quizá Sullivan sabía que toser suponía atención pero no le compensaba porque ello conllevaba una visita al veterinario.

– No me sorprende que haya logrado engañarnos. Él siempre ha sido un perro inteligente desde cachorro. Aprende cosas nuevas muy rápidamente y es un perro maravilloso, explica Kennady para The Dodo.

Espero que sigan cuidando muchísimo a Sullivan incluso ahora que no tose.

Los perros son realmente muy inteligentes, no tengo duda de ello. ¿Ha hecho tu perro algo similar? Comparte este artículo y cuéntanos tu experiencia.