Esta perrita perdió 2 patas, pero mira de lo que es capaz cuando su instinto maternal explota

La perrita Shi Bao no ha tenido una vida fácil. Su dueño la abandonó y dejó en la calle.

Luego Shi Bao sufrió un terrible accidente y perdió dos de sus piernas.

Pero esta perrita nunca se dejó vencer y siguió luchando. Y un día cuando quedo embarazada todo cambió…

Posted by YA BASTA ¡ on Wednesday, 26 February 2014

Shi Bao ha sufrido mucho y le ha tocado luchar mucho para sobrevivir. Primero fue abandonada por su dueño y tuvo que vivir en la calle alrededor de una estación de tren en Datong, en China. Luego sufrió un grave accidente de tráfico y perdió sus dos patitas traseras. Se cree que fue a causa un choque con un auto o por el paso de un tren, escribe Daily Mail.

Posted by YA BASTA ¡ on Wednesday, 26 February 2014

Pero Shi Bao siguió luchando, ella no se daba por vencida y estaba decidida a sobrevivir. Luego un día quedó embarazada. Y a pesar de su condición aguantó el embarazo y tuvo cuatro cachorritos sanos, todos con cuatro patas.

No se creía que ella iba lograr cuidar a sus cachorros. Pero Shi Bao demuestra que los perros son maravillosos y no hay nada más fuerte que el instinto maternal.

Posted by YA BASTA ¡ on Wednesday, 26 February 2014

Todos los días cuida a sus cachorros y los guía. La mamá Shi Bao busca comida para sus pequeñitos y siempre se preocupa de que estén bien. Que le falten dos piernas nunca la ha impedido ser mamá.

Posted by YA BASTA ¡ on Wednesday, 26 February 2014

Al fin unos animalistas chinos se enteraron de la historia de Shi Bao y fueron a buscar a la familia de perros y los llevaron donde un veterinario. Lamentablemente dos de los cachorros murieron de distemper. Pero los otros cachorros están bien y han encontrado familias nuevas para ellos. La mamá Shi Bao también ha sido adoptada por la fundadora de Animals Asia, según Animals Asia.
“Shi Bao es una gran mamá“, dijo Mr. Xue, veterinario de la institución que salvó a los perros.

Me pone muy triste saber que dos de los cachorros no sobrevivieron, pero también me pone contenta que dos de los cachorros y Shi Bao sobrevivieron después de haber pasado por tantos obstáculos. Y gracias a Dios estos perritos ahora tienen hogares y familias nuevas donde van a poder vivir tranquilamente y con mucho amor.

La histria de Shi Bao es muy triste, pero al mismo tiempo demuestra que los perros son unos animales fantásticos. No hay nada como el instinto maternal. Shi Bao hizo todo en su poder para cuidar y criar a sus cachorros y demuestra que el lazo y el amor entra una madre y sus hijos es más fuerte que todo.

Comparte esta emotiva historia si también opinas que todos los perros se merecen un hogar seguro con amor.