Hombre evita la cárcel tras atar y cerrar la boca de un pastor alemán con un cable

Nada hay nada que me moleste y me enoje más que las personas que se sienten con el derecho de lastimar a los animales.

Traicionar la confianza de una mascota, despreciar su lealtad y su amor al hacerle daño es despreciable, sin mencionar el acto de cobardía.

Es por esto quizá que la gente haya reaccionado fuertemente al hecho de que un hombre en Australia haya evitado la cárcel a pesar de ser condenado por poner en peligro la vida de un pastor alemán.

Foto: Youtube

Según las fuentes, un hombre de 48 años ató fuertemente la boca de su perro con un cable. Fue acusado por la ley de bienestar animal y sin embargo salió libre.

Dicen que los vecinos llamaron a la policía cuando vieron al pastor alemán Chloe de 11 meses actuando de manera extraña en su patio trasero.

Foto: Youtube

El vecino finalmente saltó sobre la verja cuando se dio cuenta de que Chloe no respiraba correctamente, cortando la atadura de cables y liberando su hocico.

El veterinario jefe de RSPCA de Australia del Sur, el Dr. Brad Ward, dijo que Chloe podría haber muerto fácilmente por agotamiento a causa del calor.

“El jadeo es la forma principal que los perros tienen para enfriar sus cuerpos, porque a diferencia de nosotros no tienen un sistema efectivo de glándulas sudoríparas”, explicó Ward.

“Si impides a un perro enfriar su cuerpo de esta manera, lo pones en riesgo extremo de sobrecalentamiento, sobre todo en climas cálidos”.

“Los perros deben poder refrescarse por la boca, sin mencionar que tiene que beber y comer con facilidad”.

Foto: Youtube

Channel 7 informa que Chloe tuvo el cable en su hocico aproximadamente cuatro horas antes de ser rescatada. No obstante los abogados de su dueño intentaron argumentar en la corte que simplemente éste se había olvidado de quitárselo después de atar el hocico al perro.

Al hombre se le prohibió volver a tener animales durante un periodo de dos años. Además debía pagar una multa de 1,600 dólares para cubrir los costes veterinarios y legales.

Me hierve la sangre pensar que las personas pueden salirse con una palmada en la espalda cuando causan intencionalmente tanto dolor y angustia a los animales.

¡Comparte este artículo en Facebook si estás en contra de cualquier forma de abuso!