Hombre saca al perro del cochecito, se agacha donde él pensando que nadie lo está viendo

Cuando ves un cochecito en el parque, normalmente es porque una adorable madre o padre ha decidido sacar a su hijo a tomar el aire. Es una cosa muy habitual y normalmente nadie se da la vuelta al verlos pasar.

¿Pero como reaccionarías si ves un cochecito sin niño dentro y un misterioso hombre inclinado dentro?

Y cuando Doug Delony fue a correr como cada día al Discovery Green Park de Houston en Texas, se quedó intrigado al ver a un hombre con su cochecito vacío. Para saciar su curiosidad se acercó a el tipo y a su cochecito vacío.

Rápidamente se dio cuenta de lo que este hombre estaba haciendo y de inmediato tomó una foto.

Porque no se trataba de algo normal…
Al compartir la foto en las redes sociales, ésta se difundió rápidamente. El motivo probablemente no es el que estarás pensando. A Doug le encanta correr por su parque favorito Discovery Gree. Una tarde vio a un hombre de rodillas al lado de un cochecito vacío.

Pero no fue el cochecito lo que atrajo su atención, sino la criatura que estaba al lado. Doug tomó de inmediato una foto discreta, según Epoch Times.

No tenía ni idea de que esta imagen se convertiría viral muy pronto.

El hombre de la imagen ni siquiera sabía que lo habían fotografiado. Su rostro se difundió por internet y lo han visto miles de usuarios.

Cuando las cosas se calmaron, el jefe de Doug en el canal de televisión KHOU  decidió que quería saber más sobre el hombre fotografiado.

Parece que todos querían identificar al hombre misterioso con el cochecito vacío y KHOU proporcionaría un exclusiva.

Por suerte y gracias a la viralidad de la publicación, se puedo localizar al hombre.

Se llama Troy Griffin, y vive en la décima planta de un bloque de apartamentos a unos metros del parque.

Pero Troy está muy lejos de ser una mala persona. De hecho es todo lo contrario.

Doug Delony KHOU/Facebook

Ésta es la publicación de Doug en Facebook:

“Casi todas las tardes suelo salir a correr al  Discovery Green, y casi siempre veo a este hombre con un cochecito pero sin ningún bebé dentro.

Él trae al parque a este precioso… y lo que parece… un perro discapacitado. Lo deja sentado en el césped para que pueda oler y escuchar los sonidos del parque. 

Aquí lo vemos dándole algo de agua en una taza que él mismo trae. Un adorable perro y un hombre bueno – que Dios los bendiga.”

Llevar a un perro al parque a pasear puede no parecer algo tan increíble, pero el viejo perro pastor de Troy, Max, está enfermo y, por lo tanto, es muy difícil para él moverse por si solo.

Troy quiere que su compañero durante 16 años, pueda sentir la hierba bajo sus patas y el olor que desprende la naturaleza del parque y por eso usa el cochecito.

Cuando llegan al parque, saca a Max del cochecito y así puede moverse un poco fuera. Según Troy, Max es otro perro cuando está en libertad a pesar de que es muy viejito y está ciego de un ojo.

Max ha estado con Troy y su familia desde que tenía tres semanas de edad, por lo que sus padres humanos harán todo lo posible para asegurarse de que esté cómodo y viva la mejor vida disponible que le queda.

Como Troy explica a KHOU: “Él es parte de nuestra familia” dijo Mayo, “Él es mi mejor amigo”.

“No creo que debas darle la espalda a alguien solo porque se haga mayor. Creo que merecen nuestro amor, nuestro cuidado y nuestra atención”.

“Y hay tanto que aprender de todos aquellos que van envejeciendo”.

A pesar de que Max está enfermo y lucha contra su enfermedad, todavía es un perro alegre. Además les ha enseñado a Troy y a su mujer un importante lección en la vida: ¡Trata a los mayores con respeto y asegúrate que se sienten queridos y alegres¡

Gepostet von Doug Delony KHOU am Donnerstag, 19. Mai 2016

Esta historia me ha emocionado profundamente. 

A menudo leemos sobre perros maltratados o abandonados y es hora de leer algo positivo, como esta historia sobre Troy y su perro. Un hombre que se desvive porque su perro envejecido y enfermo pueda seguir siendo feliz.  

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook si también te llegó al alma esta historia sobre Troy y su leal perro Max.