Hombre ve a perro atrapados en bolsa que se venden por carne, paga 90 $ para salvar su vida

A pesar del arduo trabajo de los animalistas en todo el mundo, los perros todavía se venden por carne en China.

China es el mayor consumidor mundial de carne de perro, con  10 a 20 millones de perros asesinados para el consumo de su carne cada año.

Xingyi Danielle, vive en Singapore, y estaba visitando a su padre en China cuando se encontró con algo horrible.

Un grupo de hombres vendía perros vivos envueltos en bolsas para carne. El padre de Xingyi sabía que no podía ignorar este acto repugnante, y por eso actuó para salvar a una de esas pobres criaturas de una horrible y cruel muerte. El padre de Xingyi no dudó en salvar a uno de los perros pagando 90 dólares por su liberación.

En su departamento no se admiten perros, por lo que el hecho de que se detuviera para salvar a uno sin tener idea de lo que iba a hacer con él, es encomiable.

“Estaba muy orgullosa, para ser honesta” dijo Xingyi de su padre, según The Dodo.

dog sold for meat
Xingyi Danielle

Xingyi estaba tan sorprendida de ver a estos perros metidos en bolsas como si fueran un trozo de carne, que tuvo que tomar una foto y compartirla en Twitter.

dog sold for meat
Xingyi Danielle

El perro se llamaba Doggo y actualmente vive en la oficina del padre de Xingyi.

Pero está todo desordenado asi que los dos están tratando de buscar un hogar más permanente para el perro.

“Los colegas de mi padre se quejan por el desorden que está creando Doggo, Y por eso mi padre está tratando de buscar un mejor lugar para él”, dice Xingyi.

dog sold for meat
Xingyi Danielle

La mayoría de las personas en China no comen carne de perro, sin embargo, millones de perros siguen siendo cruelmente atrapados y asesinados para obtener su carne. Se cree que cada año se consumen hasta 15,000 perros en el terrible Festival Lychee and Dog Meat.

Al menos Doggo está feliz y agradecido a sus dueños por encontrarse ahora en libertad.

dog sold for meat
Xingyi Danielle

Por favor comparte para elogiar al hombre que no pudo ignorar a un animal vulnerable.

¡Necesitamos más personas en el mundo como el padre de Xingyi! ¡Esta terrible práctica debe detenerse!