La gente se burla y se ríe de este perro gordo – pero mira ahora cuando les calla la boca a sus acosadores

Muchas veces asociamos el maltrato animal y el abandono con poca comida e insanos y famélicos animales.

Pero no siempre es así. Un perro llamado Bolinha fue abandonado cuando era un cachorro en una gasolinera en Brasil. No le quedaba otra opción que la de continuar viviendo en la calle. Para sobrevivir, tuvo que malvivir durante 13 años a las puertas de una cafetería, cerca de una gasolinera, comiendo los restos de la comida que tiraban.

Bolinha se iba haciendo viejo y al mismo tiempo ganaba peso y su salud empeoraba cada vez más. Tenía graves problemas respiratorios y apenas podía moverse.

Y esta situación se agravó cuando los clientes de la cafetería lo comenzaron a tratar como si fuera una atracción. Se burlaban y se reían de él y no se daban cuenta de que su situación era grave y necesitaban ayuda.

La situación de Bolinha empeoró y engordó tanto que apenas podía respirar y moverse. Estaba echado entre los escombros, esperando a que alguien lo viera y le ayudara de verdad.

Un día un hombre oyó hablar de Bolinha y le encontró entre entre escombros y basura. Bolinha pesaba entonces 36 kilos.

Posted by Humor a lo tico on Tuesday, 1 September 2015

Finalmente recibió ayuda

El hombre se lo llevó a una organización de protección animal.

Posted by Humor a lo tico on Tuesday, 1 September 2015

Allí le dieron un buen baño. ¡Mira en la imagen cómo parece que realmente disfruta de su baño!

Posted by Humor a lo tico on Tuesday, 1 September 2015

La protectora de animales le dio todo el amor y la seguridad que nunca antes nadie le había dado.

Un largo camino

Y comenzó un largo camino para perder peso. Fue una dura lucha pero cada día el animal daba un paso hacia adelante. La protectora le ayudaba a entrenar de diferentes maneras. Por ejemplo Bolinha debía correr en una banda de entrenamiento en el agua. Su dieta de comidas cambió completamente.

Posted by Humor a lo tico on Tuesday, 1 September 2015

Y todo ello dio resultados, porque en menos de un año, el perro perdió 13 kilos y ganó en alegría. Nunca había sido tan feliz.

Posted by Humor a lo tico on Tuesday, 1 September 2015

Lo mejor es que Bolinha ha encontrado una nueva casa donde recibe grandes dosis de amor.

Posted by Humor a lo tico on Tuesday, 1 September 2015

Se encuentra mucho mejor

Y su nueva familia continúa ayudándole a perder peso – para que se sienta lo mejor posible.

Posted by Humor a lo tico on Tuesday, 1 September 2015

Mira el increíble cambio que hizo callar a todos los que se reían de su sobrepeso.

Posted by Humor a lo tico on Tuesday, 1 September 2015

Me alegro de saber que esta historia tiene un final feliz. Todos los perros se merecen que se les trate con amor y seguridad y que reciban toda la ayuda que necesitan para sentirse bien. Ningún perro deberá sentirse objeto de burla y de acoso por parte de gente mala y sin corazón. Comparte esta historia si tú también estás de acuerdo.