Mujer de luto ve la cara de su perro en las nubes horas después de que él se marchase para siempre

Nuestras mascotas son mucho más que simples animales de compañía: son nuestros mejores amigos, nuestra familia, y cuando fallecen es una experiencia realmente desgarradora.

Muchos dueños de mascotas en duelo encuentran consuelo en la idea de que sus mascotas están justo sobre el “puente del arco iris”, felizmente esperándonos en la otra vida.

Ese fue el caso de una joven que recibió un mensaje celestial de su difunto perro.

Lucy Ledgeway, una joven de 19 años de York, Inglaterra, quedó destrozada cuando falleció su amada mascota, Sunny, un jack russell terrier de 14 años.

Twitter/@LLedgeway

Después de la muerte de Sunny, Lucy estaba afligida y decidió hacer una excursión con su novio para tomar un poco de aire y despejar la cabeza.

Pasaron por un lugar donde solía llevar a Sunny a pasear, y Lucy quería sentir la presencia de su perro de alguna manera.

“Fue muy raro. Estaba pensando para mí misma que quería ver a Sunny en el cielo como una señal de que estaba bien”, le dijo a Daily Mail.

Luego, miró hacia las nubes … y vio la cara de su perro. “Estaba llorando y miré al cielo y vi a Sunny”.

Algunos no creyentes pueden no ver nada o pensar que es solo una coincidencia, pero para Lucy, fue toda la prueba que necesitaba para saber que su perro estaba en un lugar mejor.

“Después de ver a Sunny en el cielo sentí una sensación cálida. Fue su forma de decirnos que está bien”, dijo Lucy.

Tomó una foto de la visión inspiradora, que se volvió viral después de compartirla en Twitter. Ha recibido más de 100.000 me gusta, y son muchos amantes de los perros que expresan su simpatía … y algunos incluso comparten historias similares de visiones en las nubes:

Con tantos casos como este, tal vez nuestros perros realmente nos envían señales desde el otro lado del puente del arco iris, es su forma de decirnos que está bien.

La próxima vez que alguien experimente la pérdida de una mascota querida, díganle que miren hacia arriba … tal vez solo vean una cara tranquilizadora.

¡Comparte esta historia edificante!