Niña de 4 años desaparece sin rastro –11 días después el perro de la familia pide que lo sigan al bosque

En julio del año 2014 desaparece Karina Chikitova, de 4 años de edad, en un bosque de Siberia. Con ella estaba el perro de la familia, Kyrachaan. Durante una semana casi 100 personas salieron en turnos de rescate a buscarla sin éxito.

Cuando el perro volvió solo al pueblo después de una semana  la familia supuso que la niña había fallecido.

Pero Kyrachaan quería decirles algo.

Cuando Karina desapareció lo primero que pensó su abuela fue que se había ido con su padre al pueblo vecino. Cuando más tarde se dio cuenta de que esto no era así, tanto ella como su familia sintieron pánico y contactaron inmediatamente a la policía. A pesar de que más de 100 personas participaron en los equipos de búsqueda, no fue posible encontrar a la niña.

Foto: Imgur

Pasaba el tiempo

Los días pasaban y la familia perdía la esperanza. No era posible que una niña tan pequeña pudiera sobrevivir sola en un bosque donde había osos y lobos. La única esperanza que tenían era que el perro de la familia la acompañaba.

Foto: Imgur

11 días después de la desaparición de la niña el perro regresó solo a casa. La familia se quedó consternada porque entendió que la pequeña había muerto.

Pero pronto se dieron cuenta de que Kyrachaan quería decirles algo. Quería enseñarles donde se encontraba la niña. Y lo siguieron por el bosque.

Foto: Youtube

Lejos de la casa

Finalmente, y tras 11 días en el bosque, encontraron con vida a Karina. Se había ocultado en un pasto de gran altura a 6 kilómetros de su casa.

Foto: Imgur

Karina estaba muy débil y cansada pero no tenía mayores daños. Las únicas heridas se las habían producido las picaduras de insectos y alguna rozadura en el cuerpo. Había sobrevivido gracias a Kyrachaan, quien estuvo cuidándola todo el tiempo.

Tras el rescate de la niña los habitantes del pueblo comenzaron a llamarla ”Mowgli” como el protagonista de la película del “Libro de la selva”. Esta historia se hizo famosa en el país y se ha levantado una estatua de Karina y Kyrachaan en el mismo aeropuerto de Yakutsk.

Foto: Imgur

Kyrachaan es una muestra de lo inteligente que son los perros. Si no hubiera sido por él posiblemente la niña no hubiera sobrevivido. 

 

Leer más sobre