Papá adoptivo se niega a sacrificar al cachorro nacido sin patas delanteras, decide darla una segunda oportunidad

El cachorro Nobby nació sin patas delanteras. Solo tenía cuatro horas de vida cuando el veterinario dijo que probablemente lo mejor sería sacrificarlo.

Pero el dueño de Nobby tomó una importante decisión.

Nobby había tenido un comienzo duro. Había nacido sin las patas delanteras y le costó comenzar a mamar. Su madre lo aceptó, pero sus hermanos le empujaban para que no pudiera comer.

Teniendo en cuenta la situación, el veterinario decidió que lo mejor sería dormir a Nobby para siempre. En ese momento, el perrito tenía solo cuatro horas de vida.

Pero Lou Robinson, de Texas, Estados Unidos, y su esposo, Mark, con quien ha adoptado y cuidado a perros sin hogar durante toda su vida, quería algo diferente.

Lou Robinson / Facebook

Rápidamente ellos descartaron la sugerencia del veterinario y se hicieron cargo de Nobby. Cuando llegaron a casa, ella y su esposo cuidaron del perrito y le dieron la seguridad, amor y alimentación que necesitaba con un biberón.

Lou Robinson / Facebook

Al principio parecía que Nobby se desarrollaba con normalidad.

“Sus ojos se abrieron, su orejas se desarrollaron. Se le podía oír ladrar, podía oler y reconocía las voces”, cuenta Loui Robinson a The Dodo.

Lou Robinson / Facebook

Pero pronto las cosas comenzaron a cambiar.

Cuando Nobby tenía un mes de vida, de repente comenzó a estornudar. No podía defecar y comenzaron a salirle burbujas de la nariz.

Lou Robinson / Facebook

Tras una radiografía vieron que había un problema en el esófago de Nobby.

Le dieron entonces antibióticos y lo metieron en una incubadora. La situación parecía grave – pero Nobby estaba demostrando tener un espíritu luchador y una fuerza fuera de lo normal.

Lou Robinson / Facebook

No se dio por vencido. Luchó. Y siempre y cuando tuviera la oportunidad de tener de sobrevivir, sus padres adoptivos iban a luchar para dársela.

Por fortuna, Nobby se mejoró con el tiempo. Hoy, tres años después, este pequeño ha demostrado ser un auténtico luchador.

Sí, la vida le ha puesto difíciles retos a Nobby, pero él le ha demostrado al mundo que todo es posible. Los Robinsons han creado ahora una página de Facebook para que la gente pueda seguir las aventuras de pequeño Nobby.

Lou Robinson / Facebook

A juzgar por las fotos que han publicado últimamente, parece que Nobby se encuentra mejor que nunca.

Se ha convertido en un perro fuerte. Le gusta jugar y tiene un espíritu curioso ante la vida. Tiene hasta su pequeña silla de ruedas, que le facilita desplazarse.

Nobby es una verdadera fuente de inspiración. Aunque no es un perro como los demás, ha demostrado que ser diferente no importa.

Lou Robinson / Facebook

El veterinario pensó que lo mejor era que muriese, pero con la ayuda de Lou y Mark, Nobby ha demostrado que todo es posible.

Comparte para rendir homenaje y dar las gracias a Lou y Mark por el maravilloso trabajo que han hecho.