Perra tiene contacto visual con desconocido en aeropuerto – entiende que el hombre necesita consuelo

Cuando la perra Cora quedó atrapada en el aeropuerto con su dueña Madison Palm, se fijó en un hombre, según The Dodo, 

Los dos se miraron a los ojos y Cora tomó una decisión que hizo que toda la sala se girara.

Unos meses antes de que la perra Cora, un corgi, cumpliera ocho años, fue salvada de su anterior familia. La perra había tenido varios cachorros y estaba dispuesta a dar mucho amor a quien lo quisiera recibir. Madison Palm quiso hacerse cargo de ella como madre adoptiva, y trató de buscar un verdadero hogar para Cora. Según The Dodo, Madison Park no quiso separarse de ella, y la adoptó finalmente ella.

Perra abandonada tiene mucho amor para dar

Cora es una perra muy especial y le ha dado a Madison mucho amor y cuidados por ofrecerle un cariñoso y seguro hogar. Y esto a pesar de que no ha recibido mucho amor de su último dueño en los últimos ocho años.

No había ninguna posibilidad de que Madison pudiera vivir sin ella. Según The Dodo, Madison se percató de inmediato como a Cora le gustaba transmitir amor y cariño a otra gente, y decidió prepararla como perro guía.

Gepostet von Madison Palm am Samstag, 28. Juli 2018

Cora realizó una “misión de cariño”

Madison y Cora se quedaron atrapadas en el aeropuerto esperando un vuelo. Y como tenían todavía mucho tiempo, Cora decidió ejecutar alguna “tarea” mientras jugaba y disfrutaba con varios pasajeros que también esperaban su vuelo. Con su alegre ánimo, la gente se acercaba y la acariciaba. Esta pequeña corgi prestaba mucha atención a la gente que lo necesitaba.

De repente vio a un hombre

Cora se echó para dormir. Pero de repente vio a un hombre que estaba sentado solo. Cora decidió acercarse y se sentó a su lado. Madison no se había dado cuenta que la perra se había marchado con correa y todo. Y se levantó entonces para preguntar al hombre si la perra lo había molestado.

Gepostet von Madison Palm am Freitag, 9. Februar 2018

El hombre respondió brevemente

Fue entonces que Madison se dio cuenta de lo valiosa que es Cora. Y ella contó a The Dodo como el hombre se echó a llorar y respondió:

“No, no: Perdí a mi perro ayer”.

“Ella sabe quien sufre”

El hombre acarició a Cora detrás de las orejas, diciéndole lo bonita que era. Cora se había dado cuenta que el hombre estaba triste y entendió que la necesitaba en el aeropuerto. El hombre la fotografió y ella se sentó tan feliz y contenta esperando.

Gepostet von Madison Palm am Freitag, 9. Februar 2018

“Ella sabe quién sufre y quién la necesita. Nunca lo he cuestionado. Sé de su capacidad. ¿Quién podría pensar que un perro que no ha sido amado durante siete años y medio podría tener tanto amor para dar?”, dice Madison Palm a The Dodo.

Preciosa Cora. Difunde este artículo para elogiar a esta fantástica perra por todo el amor que da a su alrededor.