Perrita encuentra gato abandonado: Entonces el instinto maternal comienza

Michelle Smith trabaja en un refugio para animales sin hogar en South Carolina, Estados Unidos. Todos los días salva vidas y lucha para que los animales estén bien.

Un día siguió a una perrita misterioso al bosque y cuando vio lo que ella había escondido no lo podía creer.

Youtube, Fox Carolina

 

Michelle estaba patrullando por su ciudad para ver si habían animales heridos cuando su teléfono sonó.

Le llegó información de que una perra había estado suelta todo el día, había ladrado y parecía estar preocupada. Nadie sabía de quién era la perra. Después de un tiempo Michelle la encontró, era un Shih Tzu, pero o logró cogerla.

En cambio la siguió al bosque, la perra corría rápidamente. El camino no era el más fácil, pero Michelle la siguió y al fin la perrita se metió debajo de unos arbustos.

Where they were found!

Posted by Anderson County P.A.W.S. on Monday, 20 May 2013

No era lo que creía

Parecía que la perra se había acostado al lado de un cachorrito. Pero cuando Michelle se acercó no lo podía creer.

Lo que parecía ser un cachorro realmente era un gatito recién nacido. ¡Y la perra estaba amamantado al gatito!

Michelle se llevó a los dos animalitos a su auto.

Snuggled together in Anderson City Animal Control officer, Michelle Smith's front seat!

Posted by Anderson County P.A.W.S. on Monday, 20 May 2013

Pedir ayuda

Cuando Michelle regresó al refugio revisaron a la perra y al gato. Resulta que la perrita tenía un embarazo psicológico y por eso le podía dar leche al gatito.

Sospechan que cuando la perrita se dio cuenta de que su leche no era suficiente para llenar  al gatito, y ella no tenía la fuerza de cargarlo por el camino empinado, ella corrió y pidió ayuda.

5/20/13

Posted by Anderson County P.A.W.S. on Monday, 20 May 2013

Cuando llegaron al refugio el personal estaba de acuerdo: No podían separar al tierno dúo. Ahora una pareja  ha decidido adoptar a los dos.

Posted by Anderson County P.A.W.S. on Monday, 20 May 2013

Qué suerte que todo salió bien y que la perrita y el gatito van a poder seguir viviendo juntos.

Si quieres puedes compartir esta historia para reconocer el fantástico trabajo que Michelle y sus colegas hacen – todos los días.