Perro desesperado llora en la calle – tiene contacto visual con mujer que se da cuenta de la urgencia

.

El destino del perro JoJo era incomprensiblemente triste. 

Pero la historia tendría un final feliz – gracias a un desconocido benefactor. 

Un día normal Bri Burnett volvía a su casa después de su jornada laboral en Sweetwater, Texas, EEUU, cuando recibió una llamada inesperada. En la pantalla vio que se trataba de una amiga y contestó de inmediato.

Entonces escuchó una extraña pero sobre todo triste historia. Su amiga al otro lado del teléfono comenzó a contarla:

Había visto un perro cerca del lago Lake Trammell a las afueras de la ciudad al lado de la autopista. Escuchó un sonido de alguien que estaba sufriendo. Cuando la amiga de Bri se acercó a mirar se estremeció al ver lo que le pasaba al pobre perro.

Gepostet von Bri Burnett am Freitag, 10. Mai 2019

La cara la tenía llena de espinas de puercoespín.

Bri Burnett se paró de inmediato. Pensó que no podía volverse a casa a pesar de un largo día en el trabajo. Y como era una auténtica amante de los animales se apresuró a salir, cerca de la autopista, informa  KTAB-TV. Cuando llegó donde se encontraba el perro vio que éste precisaba de asistencia sanitaria. También se dio cuenta de que no había comido nada desde hacía tiempo, ya que estaba famélico.

Bri temía por su vida, y lo recogió temiéndolo en su automóvil – se marchó de allí directo a la clínica veterinaria.

Gepostet von Bri Burnett am Freitag, 10. Mai 2019

Bri explica a Western Journal que el pobre perro estaba muy asustado y que ella consiguió finalmente ganarse su confianza. El veterinario al verlo le dio medicación para el dolor antes de comenzar a quitar todas las espinas. Según KTAB-TV el veterinario tardó 45 minutos en liberarlo de todas ellas. Por supuesto Bri pagaría todos los gastos médicos.

Gepostet von Bri Burnett am Freitag, 10. Mai 2019

El perro tuvo que pasar la noche en la clínica.

– Lo pude recoger al día siguiente al mediodía. Tardaron más de 45 minutos en quitarle todas las espinas, cuenta Burnett a KTAB-TV.

Una vez liberado de su tortura, Bri se encontró con un perro alegre y relajado!

¡Posteriormente contactó con una mujer llamada  Haylee Stewart que adoptó a este perro sin hogar!

Gepostet von Haylee Stewart am Sonntag, 12. Mai 2019

¡Comparte la publicación elogiando así a estas fantásticas mujeres y para desearles toda la suerte del mundo!