Pitbull “feo” que nadie quiere por fin encuentra un hogar después de una larga espera en el refugio

Todos los perros de los refugios esperan ser adoptados, pero algunos terminan esperando más que otros.

La triste realidad es que a menudo, las personas deciden sobre su nueva mascota teniendo en cuenta su apariencia y, a menudo, optan por el cachorro más lindo disponible, pasando por alto a algunos de los perros de aspecto menos convencional.

Pero todos los perros merecen amor… como este buen chico que solo está esperando a que alguien lo ame por lo que es.

Conoce a Wally el pitbull:

This handsome little senior is Wally the walrus! Loves people but not a fan of other animals. He may be older but still has a whole lot of love to give!!

Gepostet von Islip Animal Shelter and Adopt-a-Pet Center am Mittwoch, 5. Februar 2020

Wally no se parece a un perro ordinario, seguro. Pero ha tenido una vida difícil y solo está buscando una familia para pasar sus últimos años.

Cuando Wally llegó por primera vez al refugio de animales de la ciudad de Islip en Long Island, Nueva York, era un perro callejero y ya tenía casi 10 años.

Según The Dodo, el perro tenía algunos problemas de salud, incluida una infección de piel y ceguera en un ojo. Todo ello le daba al pobre Wally una apariencia que preocupaba al refugio ya que no gustaría a posibles adoptantes.

Sin embargo, demostró tener una personalidad maravillosa y se convirtió en el favorito de los trabajadores del refugio.

“Le encanta babear y hace cualquier cosa por algo de comida”, dijo la veterinaria Danielle Gorle a The Dodo. “También le gusta pasar el rato y no hacer nada.”

“¡Wally es un increíble perro que realmente necesita un hogar que lo acepte para pasar sus años dorados!”, escribió Jen en Facebook, una voluntaria del refugio.

“Es adorable y el favorito de los voluntarios.”

Lamentablemente, los visitantes del refugio no han podido ver hasta ahora su belleza interior. Wally ha esperado durante un año y sigue esperando un nuevo hogar.

El refugio dice que el rechazo está afectando su bienestar.

“Parece que está deprimido”, dijo Gorle. “Estaba más contento cuando vino al principio.” Le gusta salir fuera pero parece que se deprime cuando está en el refugio.”

Pero todavía hay esperanza: Wally sigue esperando ser adoptado y sigue buscando un buen hogar.

No es bueno con otros animales, y necesita ser la única mascota, pero por lo demás es el perro ideal para cualquiera: el refugio dice que está castrado, con sus vacunas en regla y es bueno con las personas. Además adora las golosinas.

Si estás interesado en Wally puedes contactar o visitar Islip Animal Shelter, o visitar su página de adopción de mascotas.

¡Ayúdanos a adoptar a Wally! ¡Corre la voz compartiendo esta historia!