Supermercado deja que perro callejero entre a enfriarse y descanse – cuando hace 40 grados de calor afuera

.

A veces debemos ser un poco más amables con los demás – para poder ayudar y hacer del mundo un lugar un poco mejor. Con suerte, este tipo de historias pueden inspirar a otros a hacer algo parecido.

Porque cuando Adolfo Pazzi Ahumada iba  ir a comprar un poco de leche en un supermercado un día normal, vio algo realmente extraño.

Era un día cualquiera de mucho calor – el termómetro marcaba casi los 40 grados fuera – cuando Adolfo entró en la tienda. Entonces vio que un perro estaba afuera. De inmediato supo que se trataba de un perro sin dueño, puesto que no tenía correa. El perro se paró junto a una manguera de agua y calmó su sed.

Luego se dio cuenta de que alguien había dejado entrar al perro en el supermercado.

Adolfo, que iba a entrar a comprar leche, se metió también. Buscó de inmediato al personal de la tienda más cercano. Y preguntó: ¿Dónde se ha ido el perro?

El perro se metió en el supermercado

No es normal que un perro pueda entrar a un supermecado. Pero justo ese día hacía tanto calor que el personal no tenía el coraje de dejar al pobre perro afuera con el calor.

Según Adolfo, el personal le contó que el perro había estado dando vueltas cerca de la tienda en los últimos días y sospechaban que lo habían abandonado, según escribe la página de animales The Dodo.

El personal llegó a un acuerdo con el dueño de la tienda. Ellos podían dar de comer al perro, ofrecerle agua y juguetes – si lo pagaban ellos.

Y obtuvieron una respuesta afirmativa. El personal no se sentía bien, viendo al pobre animal en la calle. Y cuando el cliente entró dentro del supermercado al fresco, el perro se encontraba muy bien. Se había echado en el suelo y no molestaba a nadie.

Al mismo tiempo Adolfo pudo hacer algo por el perro. Como nadie podía adoptar a este amigo de cuatro patas, le compró un pequeño juguete.

น่ารัก! ร้านสะดวกซื้อเปิดประตูต้อนรับน้องหมาในวันที่อากาศร้อนจัด…

Gepostet von ทศพร หาญประเสริฐ am Sonntag, 1. September 2019

Y hasta que un alma amable lo quiera adoptar, el perro se siente muy bien con el cariñoso personal de este supermercado. Imagino que siguen todas las normas de limpieza y sanidad en la tienda.

¡Comparte esta publicación para elogiarlos!